#3779

Buenas tardes,
a día de hoy, la mayor parte de las personas tenemos algún tipo de aplicación de red social en nuestros dispositivos. Pienso, que cada publicación que hagamos debería ser analizada previamente antes de ser compartido. Entiendo que es una labor muy costosa y difícil de completar, pero las plataformas digitales deberían de garantizar la erradicación de cuestiones de odio en sus plataformas. En mi opinión, una de las posibles soluciones, sería crear comités dentro de las empresas de redes sociales cualificadas para detectar discursos de odio, y así poder censurar.
Vivimos en una Era digital, por lo que este tipo de «control» sería necesario. Por último, pienso que el acto de opinar es libre (libertad de expresión), pero el QUÉ, no.