#3805

Respaldando la opinión que aportan la mayoría de personas que ya han participado en este foro está la mía propia. Y es que bajo mi punto de vista yo creo que el discurso de odio online se sufre normalmente de forma diferente, pero porque normalmente el contenido de un mensaje de odio que va a dirigido a una mujer es muy diferente al que de manera habitual podría recibir un hombre. Con esto me refiero a que a pesar de que ambos reciban ciertos comentarios hirientes en redes, el comentario que recibe una mujer tiene además del odio inherente al comentario un tinte sexista o machista.
Si tenemos en cuenta el comentario anterior donde se dice que los hombres suelen ser los que más practican el odio en redes y sumamos esto a que estamos sumidos en una sociedad patriarcal en la que (a veces de manera inconsciente) las mujeres y los hombres tienen sus papeles bien determinados terminaremos con un resultado bastante lógico: las mujeres reciben comentarios de odio por parte hombres que se encuentran sumidos en una sociedad que les ha enseñado que son el sexo poderoso. Esto se puede ver reflejado en los comentarios de odio online, ya que normalmente estos están dirigidos a mujeres, haciendo referencia concretamente a su aspecto físico y a sus decisiones sobre cómo tratarlo. A modo de ejemplo, normalmente las mujeres están sumidas en una crítica constante sobre cuánto muestran su cuerpo en redes y por qué deben o no deben hacerlo.
Enlazando el tema de cómo se sufre en las sociedades islámicas esta diferencia propuesto por el último comentario y tratando de enlazar con las ideas que acabo de exponer, parece que cobra un poco más de sentido. Es decir, si como sociedad parecen estar permitidas todas las críticas en cuanto a decisiones personales cuando eres una mujer en relación al islam pasará lo mismo. Posiblemente los hombres en este caso solo recibirían comentarios de odio en relación a su religión, mientras que en el caso de las mujeres también existirían comentarios de odio en relación al islam aún de parte de las personas que no se consideran islamófobas. Con esto quiero decir que por ejemplo recibiría lecciones morales (incluso de parte de gente considerada feminista) sobre por qué no debería ser parte de esa cultura, que no debería llevar elementos como el hiyab y etc.
En resumen, considero que las mujeres a parte de sufrir comentarios desagradables por pertenecer a algún otro colectivo vulnerable (como por ejemplo ser negra) también sufren comentarios desagradables por ser mujeres. Además, si una mujer recibe un comentario desagradable tendrá un contenido y una intensidad diferente que un comentario dirigido a un hombre. Esto muestra que existe una clara diferenciación entre lo que sufren las mujeres y los hombres online, ya que es diferente en tamaño y forma.