#3820
Javier Sáez
Participante

El hecho de que muchos servidores de Internet estén en Estados Unidos o en otros países dificulta mucho la persecución legal de los discursos de odio ilícitos. En nuestro trabajo nos hemos encontrado páginas web antigitanas como Metapedia que al estar en EEUU hace muy difícil su persecución. Se debería abordar esto desde una perspectiva internacional aplicando estándares internacionales de derechos humanos para poder perseguir este fenómeno en cualquier lugar.