Mostrando 9 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #3733
      Javier Plaza
      Moderador

      ¿Qué colectivos sociales son más susceptibles de convertirse en transmisores del discurso del odio en las redes?

      De cara a diseñar y elaborar estrategias frente al discurso de odio en las redes, uno de los ejes fundamentales de actuación es la prevención. Intervenir antes de que el discurso de odio se normalice en un colectivo o grupo social, y entonces sólo se cuente con herramientas a posteriori, cuando se el discurso se hgan producido y, a menudo, también sus consecuencias. Por eso quiero invitarnos a reflexionar sobre qué colectivos sociales son más susceptibles, más vulnerables a adoptar el discurso de odio, y por tanto requieren de más apoyo y atención por parte de las estrategias diseñadas para prevenirlo. Se suele señalar a la gente más joven, pero seguro que aquí hay mucho matices y más reflexiones. ¿Qué opináis?

    • #3734

      Pues entre esos matices me parece muy significativo que existe una clara disonancia en términos cuantitativos y cualitativos con respecto a la radicalización del colectivo juvenil. Si bien es cierto que se trata de un fenómeno que preocupa a la sociedad europea en su conjunto por el potencial daño que puede generar, el número de jóvenes radicalizados sigue siendo mínimo, casi anecdótico en algunos países, en comparación con otras formas delictivas.

    • #3750
      Emad Kadyear
      Participante

      Hola! Pues estoy de acuerdo con Oscar, que muchas veces se piensa que los jovenes son mas susceptibles de radicalizarse y luego los datos nos dicen que son una total minoria…
      Lo que si creo es que los jovenes usan mucho mas las redes sociales y por tanto el impacto que tienen los contenidos de odio es mucho mayor… Se habla mucho de Tweeter y los mensajes de odio, pero creo que los jovenes el mayor impacto lo reciben a traves de otras redes como Instagram, FB y ahora tambien TikTok…Si recibir mas el impacto del odio los convierte en transmisores… no lo tengo muy claro.
      Pienso que en general hay población que “compra” mas fácilmente ciertos mensajes de odio como que los inmigrantes reciben mas ayudas, que los valores europeos están en peligro etc… y que se convierten en repetidores y distribuidores de estos mensajes racistas… Y sobretodo esto pasa cuando los recursos públicos son escasos y entonces se pone a competir a ciertos grupos o colectivos… Esto es claro por ejemplo con lo que ha pasado con la Renta Minima que no esta llegando pero el gran bulo es que se la están llevando los inmigrantes, cuando es absolutamente falso. Y quien lo transmite eso? Pues muchas veces las propias personas solicitantes de la Renta Minima que no reciben respuesta por parte de las autoridades publicas y lo mas fácil es echarles la culpa a los inmigrantes…. Este tipo de reacciones constituye una espiral de odio y cuidado con que al final no derive en situaciones de violencia…

    • #3753
      Javier Plaza
      Moderador

      Muy de acuerdo con lo que expones, Emad. No confundamos a jóvenes radicalizados con colectvos más vulnerables a asumir y propogar el discurso de odio. Es muy interesante lo que planteas sobre la Renta Mínima, y nos ayuda a reflexionar sobre algo que debería ser obvio: no se transita de ser un perfecto ciudadano con una ética y moral social intachables, tolerante y respetuoso, a incitar a la violencia en las redes contra personas y colectivos migrantes. Hay un camino que está plagado de racismo «de baja intensaidad», donde el dircurso de odio está sembrando respuestas a la falta de expectiva vital y frustración hacia la falta de respuesta institucional y social a otros problemas.

      Es precisamente en estas situaciones, donde el discurso de odio aún no se ha producido, cuando las estrategias institucionales puede funcionar mejor en cuanto a sensibilización y prevención. No pueden ni deben limitarse únicamente a detectar el discuro de odio cuando ya se ha producido y por tanto ya ha hecho más daño.

    • #3767

      Tras leer las diferentes respuestas, considero que las personas jóvenes son quienes están más expuestas a las redes sociales y, por lo tanto, a discursos de odio. Por otro lado, creo que esto no significa que sean este grupo de personas aquellas más susceptibles a la hora de transmitir este tipo de contenidos.

      También se habla sobre la falta de conocimiento como aspecto que influye a la hora de transmitir este tipo de discursos de odio. Estoy de acuerdo con ello porque creo que muchas veces, en vez de buscar información en fuentes fiables, nos quedamos con aquello que escuchamos de los demás asumiendo esta información y transmitiéndola a otros. Me parece importante tener en cuenta además la tendencia de las personas a asumir información acorde a sus propias creencias.

    • #3766
      Lena de Botton
      Participante

      Para reducir el riesgo de ser captado por discursos de odio o grupos extremistas, las evidencias científicas nos han revelado en numerosas ocasiones la importancia de actuar en el proceso de socialización en edades muy tempranas, haciendo partícipes a toda la comunidad y desde una perspectiva dialógica.
      Es legítimo preguntarse sobre como alcanzar el objetivo de la inclusión social en una sociedad diversa o cómo evitar que miembros de nuestra sociedad se sientan atraídos por discursos extremistas y de odio. Resultados científicos, como el proyecto PROTON (h2020) indican dos conclusiones fundamentales tales como:
      https://www.projectproton.eu/about/
      1. la existencia de un proceso previo de socialización influida por un discurso coercitivo que vincula atracción a la violencia.
      2. las actuaciones preventivas pueden construir comunidades cohesionadas y no violentas

      En este sentido, profundizando en uno de los múltiples factores de riesgo asociados a procesos radicalizar el discurso o la acción (como los «haters») se ha de prestar atención al papel que juega un discurso coercitivo dominante dado que influye ya en la misma socialización de muchos jóvenes. Este discurso lleva a vincular el atractivo o dar valor a personas que tienen actitudes o comportamientos violentas. En numerosas investigaciones hemos señalado desde CREA como este elemento es subyacente a la violencia de género y se ha desarrollado una línea de prevención para dar herramientas, especialmente a jóvenes por ser un colectivo vulnerable, a contestar este discurso dominante.
      https://crea.ub.edu/index/human-excellence/antisexism/safo/?lang=ca

      En este sentido, desde la investigación PROTON se ha identificado ciertos elementos que realizan una contribución a reducir el riesgo a ser atraído por discursos, actitudes o actos violentos.
      Destacamos:
      – Acciones de prevención desarrolladas por la comunidad en la que se promueve contra-narrativas hacia el discurso que «glamuriza» la violencia, y por tanto la rechaza.
      – Trabajo en los grupos de iguales para fomentar relaciones de confianza y amistad reales.
      – Promover y visibilizar como referentes, aquellos movimientos de base que se posicionen claramente en contra de los discursos violentos.

      Así la educación se revela como clave en este proceso de prevención. Desde el proyecto INCLUD-ED (FP6) se ha identificado aquellas actuaciones educativas que contribuyen al éxito educativo y a la convivencia. Una de estas actuaciones es el Modelo Dialógico de Resolución de Conflictos.
      https://crea.ub.edu/projects/included/
      Una de sus concreciones recae en la elaboración de una norma de convivencia entre tota la comunidad educativa cuando se detecta un conflicto o problemática. Se inicia sobre una formación basada en resultados científicas sobre la socialización de la violencia y se continua con un profundo proceso de reflexión y diálogo que implica a todos los miembros de la comunidad. los ejes claves son: la violencia 0 desde los 0 (para no trivializar ni tolerar ningún elemento de violencia) así como solidaridad con las víctimas a través de la ayuda entre iguales, trabajando con el lenguaje del atractivo.

      más información:
      https://www.europapress.es/catalunya/noticia-escuela-mare-deu-montserrat-terrassa-barcelona-premio-ensenyament-2018-20180508210007.html
      https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0239897

    • #3787
      Rocío Espinosa
      Participante

      Muy de acuerdo con todas las opiniones expuestas anteriormente, cabe descatacar la pregunta, de quienes son los verdaderos grupos transmisores de los delitos de odio, si esas pocas personas con enormes influencias sobre los demás; medios de comunicación y algunos partidos políticos, que solo se dedican a difundir bulos, o todas esas personas que comparten el contenido en las redes y fuera de ellas. Muchas personas, toman como ciertas afirmaciones que se hacen, que son simples bulos, en muchos programas «informativos» y medios de comunicación, tales como el programa del Ana Rosa, o un viejo conocido OKDiario de la mano de Eduardo Inda (por poner algun ejemplo), que se dedican a transmitir información de odio hacia otros colectivos. Dichas personas, son los grupos que luego se dedicaran a transmitir esos mensajes e incluso llegar a tomar algunas medidas. Por lo que por último añado, que parte de los grupos trnasmisores de delitos de odio, se encuentran esas personas que no buscan información más allá, buscando rápidos culpables a sus problemas, ofrecidos por algunos medios de comunicación.

    • #3791
      Noelia Arias Iglesias
      Participante

      En las redes sociales estamos constantemente expuestos a odio por lo fácil que es lanzar un discurso de este tipo desde el anonimato. Esto puede llevar a la normalización y a la sobreexposición que son los aspectos más destructivos o dañinos de las redes sociales. Considero que los colectivos sociales más susceptibles de convertirse en transmisores del discurso de odio en las redes sociales son los que, en cierta medida, comparten este punto de vista. Es decir, si una persona tiene prejuicios o actitudes racistas y está expuesta constantemente a mensajes de este tipo es mucho más fácil que su opinión se radicalice y acabe lanzando un discurso de odio; en cambio, si una persona no comparte esa visión, los mensajes de odio no harán que se convierta en transmisor de discurso de odio en las redes, aunque probablemente esta exposición le afecte a distintos niveles en su vida cotidiana. Esto es así porque tenemos una fuerte tendencia a buscar y asimilar información acorde a nuestras creencias.
      Por otro lado, destaca también la falta de conocimiento: asimilamos la información que tenemos disponible y la transmitimos, sin contrastarla.

    • #3797

      Toda la razón, Noelia, no hay más que mirar atrás para darse cuenta de que siempre que la sociedad afronta un período de crisis de algún tipo, nunca faltarán los que necesiten buscar algún culpable en vez de indagar alguna solución; porque aparte de ser mucho más fácil, también genera un sentimiento de unión entre aquellos que hayan vivido en sus experiencias personales algún tipo de conflicto con ese colectivo en cuestión. En la edad media por ejemplo, ¿ quién no le debía dinero a algún judío si hasta los propios reyes tenían alguna deuda con ellos ? Era bastante sencillo pues unir a gran parte de la sociedad en su contra. La historia siempre se acaba repitiendo como bien se refleja en la premisa de que «los tiempos difíciles crean hombres fuertes, hombres fuertes crean buenos tiempos, buenos tiempos crean hombres débiles y hombres débiles crean tiempos difíciles». Centrándonos en el presente, creo que nos encontramos en un tiempo difícil repleto de mucha gente débil que preferirá buscar a alguien «más débil» con tal de no hacer frente a esa situación; por lo que , en mi opinión, no nos aguarda un futuro muy alentador …

    • #3818
      Javier Sáez
      Participante

      • Quizá no es correcto pensar en el discurso de odio como solo emitido por colectivos. Es cierto que hay grupos de extrema derecha organizados (y medios como Mediterráneo Digital) que se dedican a difundir mentiras, bulos, e insultos a ciertas minorías de forma organizada pero también hay personas individuales con esa tendencia. Por ejemplo el antigitanismo no solo se produce desde ciertos grupos organizados o colectivos sino que es un sentimiento de hostilidad muy arraigado en la sociedad; lo vemos en las redes sociales con bastante virulencia por ejemplo cuando hay programas de televisión estereotipados sobre los gitanos o cuando hay noticias sobre los gitanos en medios de comunicación. Por eso quizá el enfoque de colectivos no es el más adecuado para este ámbito.

Mostrando 9 respuestas a los debates
  • El debate ‘Colectivos transmisores del discurso de odio, ¿quiénes son?’ está cerrado y no admite más respuestas.