Mostrando 9 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #3664

      ¿Podemos considerar que el discurso racista, xenofobo, islamofobo… es neutro? o afecta de manera distinta a las mujeres…
      Las mujeres musulmanas sufren más islamofobia que los hombres musulmanes? ¿o la sufren de manera diferente?

    • #3682
      Carolina Herrero
      Participante

      Los discursos racistas, xenófobos, islamófobos… no son neutros al género, ya que todos ellos se enmarcan dentro de un orden social patriarcal que estructura la sociedad. En este sentido, creo que la islamofobia afecta en mayor medida a las mujeres musulmanas que a los hombres musulmanes, puesto que los argumentos islamófobos instrumentalizan en gran medida la discriminación estructural que sufren las mujeres para justificar y naturalizar sus planteamientos, por ejemplo en los debates que surgen en relación a la libertad del cuerpo de las mujeres, uso del velo…

    • #3685
      Carmen Girón
      Participante

      Buenos días,
      Gracias por esta línea de debate tan interesante. En mi opinión, la respuesta hay que buscarla atendiendo previamente a varias cuestiones, por un lado, si el discurso de odio online se recrudece comparativamente cuando se dirige hacia las mujeres, si el número de mensajes de odio, comparativamente que se dirige a las mujeres es mayor, y por otro lado, la percepción que de estas cuestiones tienen las mujeres a las que se dirigen los mensajes de odio, y también la percepción que tienen el resto de usuarios de redes sociales al respecto. E igualmente, la objetivación desde un punto de vista de reprobación, penal y social de esos mensajes de odio.

      Resultan especialmente interesantes las iniciativas que están en funcionamiento para prevenir y neutralizar el discurso de odio desde un enfoque de género, y en este sentido, el proyecto ALRECO como respuesta coordinada para la detección y la prevención del discurso de odio en redes sociales, es un buen ejemplo.

      Un saludo cordial,
      Carmen

    • #3708
      Henar Manostijeras
      Participante

      Desde nuestra Asociacion Diversas «Sabina Spielren» tenemos numerosas evidencias de que las mujeres sufren con mayor rigor el racismo y la xenofobia, que ademas se entremezclan con la misoginia, el acoso sexual verbal (lo digo porque aqui hablamos de discurso de odio on line… ) y el odio machista… Y si a todo eso le unimos la diversidad funcional ya hablamos de triples y cuadruples discriminaciones… Sin embargo, reconociendo el problema, nosotras intentamos abordarlo desde un punto de vista no victimista, empoderando a las jovenes mediante la reflexión y la autodefensa…

    • #3772
      Silvia Saénz
      Participante

      A mi parecer, las mujeres sufren de forma diferente los discursos de odio online, y es que los discursos racistas, xenófobos, islamófobos no tienen el mismo impacto según el género. Poseer ciertos rasgos evidentes y rápidamente identificables como ser mujer, musulmana, negra… Son factores de vulnerabilidad predisponentes para sufrir delitos de odio.
      La sociedad patriarcal aún persistente, el machismo, la presión y la cuestionada imagen de las mujeres que también suele encontrase expuesta y criticada en las redes… Son ingredientes que podrían explicar la existencia de esta desigualdad respecto al género.
      Para respaldarlo, el Pew Research Center hizo una encuesta para valorar el estado del ciberacoso, cuyos resultados indicaban que ellas sufrían más estas prácticas y, además, eran las que menos las ejercían. También se estudió como se sienten las mujeres tras exponerse a este tipo de conductas con unos resultados de; el 66% sufre impotencia, el 61% tiene problemas para dormir y el 55% llega a sufrir ciertos periodos de pánico, ansiedad o estrés.
      Estudio que debería ampliarse, pero que refleja la necesidad de ejercer un mayor control y esfuerzo para frenar el odio en las redes.

    • #3782
      Diego Redondo
      Participante

      En mi opinión las mujeres sufren de forma distinta el discurso de odio. En primer lugar porque sólo ellas recibirían un tipo de discurso de odio como es el sexista. Y en segundo lugar, porque si además del discurso de odio sexista recibieran otro discurso de odio (xenofobia, homofobia etc) éstos se «acumularían» aumentando la carga de odio por así decirlo.

    • #3804
      Miguel Gutierrez
      Participante

      Buenos días a todos,
      En primer lugar, respondiendo directamente a la pregunta que abre la discusión, diré que sí, creo firmemente que el discurso de odio que tiene lugar en Internet afecta de manera diferencial en función del género. Esto, desde mi punto de vista, no es algo sorprendente ya que creo que vivimos en una sociedad en la que, en general, se nos tratará de forma diferente si nos etiquetamos como «hombres» o «mujeres».
      Partiendo de esto, pienso que resultaría interesante debatir acerca de la naturaleza de esta discrepancia. ¿En qué dirección van estas diferencias? ¿Sabemos cómo es el odio que reciben las mujeres online?
      Si nos centramos en aspectos meramente cuantitativos, diré que los hombres reciben una mayor carga de odio por internet. Esto lo creo debido a que, siendo las redes sociales el mayor escenario de injurias y ofensas, el odio se enfocará en mayor medida sobre aquellas personas con cierto reconocimiento social (y pienso, sin una certeza plena, que hoy en día hay un mayor número de hombres en puestos susceptibles del odio).
      Sin embargo, en lo que a calidad respecta (tratando de convertir un concepto abstracto y, por ende, complejo en algo tangible y de mejor asimilación) diré que el odio hacia las mujeres que encontramos en Internet tiene un color mucho más intenso y una textura mucho más viscosa.
      Comparando tweets dedicados a dirigentes políticos, uno se da cuenta de la cantidad de pigmentos añadidos que dotan de un intenso color a los mensajes enviados a mujeres. Pigmentos con forma de adjetivos (des)calificativos que atacan a la persona, ya no por su condición ideológica, sino por sus características sexuales.
      Por otra parte, si nos centramos en la islamofobia, por ejemplo, emerge esta característica viscosa: un odio pringoso que se adhiere a tu piel y te hace sentir mucho peor. Y es que el odio hacia la mujer musulmana no se limita a una esfera social-religiosa en la que el problema se centre en cuestiones de diferencias de grupo o adoración de unas doctrinas consideradas retrógradas o salvajes. El odio hacia la mujer musulmana, además, tacha a la persona de víctima voluntaria, culpando directamente a la persona de mantener y legitimar algo que va incluso en contra de ella.
      Por último, y a modo de conclusión, quiero subrayar la importancia de la realización de estudios empíricos que ayuden a esclarecer este tipo de discusiones de un modo fiable y riguroso.

    • #3805

      Respaldando la opinión que aportan la mayoría de personas que ya han participado en este foro está la mía propia. Y es que bajo mi punto de vista yo creo que el discurso de odio online se sufre normalmente de forma diferente, pero porque normalmente el contenido de un mensaje de odio que va a dirigido a una mujer es muy diferente al que de manera habitual podría recibir un hombre. Con esto me refiero a que a pesar de que ambos reciban ciertos comentarios hirientes en redes, el comentario que recibe una mujer tiene además del odio inherente al comentario un tinte sexista o machista.
      Si tenemos en cuenta el comentario anterior donde se dice que los hombres suelen ser los que más practican el odio en redes y sumamos esto a que estamos sumidos en una sociedad patriarcal en la que (a veces de manera inconsciente) las mujeres y los hombres tienen sus papeles bien determinados terminaremos con un resultado bastante lógico: las mujeres reciben comentarios de odio por parte hombres que se encuentran sumidos en una sociedad que les ha enseñado que son el sexo poderoso. Esto se puede ver reflejado en los comentarios de odio online, ya que normalmente estos están dirigidos a mujeres, haciendo referencia concretamente a su aspecto físico y a sus decisiones sobre cómo tratarlo. A modo de ejemplo, normalmente las mujeres están sumidas en una crítica constante sobre cuánto muestran su cuerpo en redes y por qué deben o no deben hacerlo.
      Enlazando el tema de cómo se sufre en las sociedades islámicas esta diferencia propuesto por el último comentario y tratando de enlazar con las ideas que acabo de exponer, parece que cobra un poco más de sentido. Es decir, si como sociedad parecen estar permitidas todas las críticas en cuanto a decisiones personales cuando eres una mujer en relación al islam pasará lo mismo. Posiblemente los hombres en este caso solo recibirían comentarios de odio en relación a su religión, mientras que en el caso de las mujeres también existirían comentarios de odio en relación al islam aún de parte de las personas que no se consideran islamófobas. Con esto quiero decir que por ejemplo recibiría lecciones morales (incluso de parte de gente considerada feminista) sobre por qué no debería ser parte de esa cultura, que no debería llevar elementos como el hiyab y etc.
      En resumen, considero que las mujeres a parte de sufrir comentarios desagradables por pertenecer a algún otro colectivo vulnerable (como por ejemplo ser negra) también sufren comentarios desagradables por ser mujeres. Además, si una mujer recibe un comentario desagradable tendrá un contenido y una intensidad diferente que un comentario dirigido a un hombre. Esto muestra que existe una clara diferenciación entre lo que sufren las mujeres y los hombres online, ya que es diferente en tamaño y forma.

    • #3813
      Jacobo Placer Frey
      Participante

      Buenas tardes,

      En mi opinión las mujeres si que sufren de manera distinta el discurso de odio online, esto se debe a varios factores pero ante todo se trata de un proceso acumulativo. Ya de por sí, las mujeres sufren más ataques o ataques más vejatorios por el mero hecho de ser mujeres, si a esto se le añade que formen parte de una minoría pues este efecto se verá más pronunciado. Por la manera en la que está avanzando la sociedad hoy en día, tenemos la suerte de que ataques abiertos hacia una mujer por el mero hecho de serlo son vistos como algo retrógrado, sexista y completamente inaceptable, esto es un buen paso en la senda que debemos tomar hacia un mundo en el que no discriminemos entre nosotros por estupideces, pero dicho esto, hay que tener en cuenta que aún hay un elevado número de personas que tienen ideas machistas y que por la presión social que existe no las expresan en su vida cotidiana. Esto no pasa en internet. El anonimato que confiere hablar a través de una pantalla permite a la gente decir lo que quiere con un cierto grado de seguridad y de impunidad ante posibles represalias. Esto hace que muchos sentimientos que se puedan mantener embotellados salgan a la luz con especial virulencia. También se tiene que tener en cuenta que la gente que posé pensamientos sexistas probablemente también se adscriba a ideologías menos tolerantes por lo que es posible que si interaccionan con una mujer que también es parte de una minoría, su odio o su discurso de odio será más pronunciado.

    • #3825
      Javier Sáez
      Participante

      En efecto, hay una serie de estereotipos machistas y comentarios de odio marcados por el género, que afectan específicamente a las mujeres. Si aplicamos una perspectiva interseccional, vemos que las mujeres de minorías étnicas o religiosas sufren discursos de odio específicos, que no viven los hombres de esas minorías. Por ejemplo, hemos recogido en nuestros informes anuales numerosos comentario de odio contra mujeres gitanas (insultos contra ellas asociados con ideas de que “roban mucho en las tiendas”, tienen demasiados hijos, se casan muy jóvenes, la prueba del pañuelo…). Se trata de insultos que son específicos contra mujeres gitanas (no contra los hombres).

Mostrando 9 respuestas a los debates
  • El debate ‘¿Las mujeres sufren de forma diferente el discurso de odio on line?’ está cerrado y no admite más respuestas.