Mostrando 10 respuestas a los debates
  • Autor
    Entradas
    • #3740
    • #3742

      Una de las principales barreras u obstáculos para la denuncia del discurso de odio online es precisamente el escaso conocimiento legal del concepto, lo que supone en la práctica que muchos de ellos no se denuncien. Es cierto que las plataformas digitales han puesto a disposición del usuario mecanismos para el bloqueo o denuncia del discurso de odio, pero las acciones del usuario no deben limitarse a esos medios cuando el hecho puede ser delictivo, ya que el autor verá eliminado o bloqueado su contenido, pero desde un punto de vista penal, la acción queda impune. Es por ello que es necesario concienciar y sensibilizar sobre la necesidad de denunciar los discursos más gravosos, además de seguir promoviendo su eliminación en las redes sociales, tanto por el usuario como por las propias plataformas.

    • #3743
      Javier Plaza
      Moderador

      Gracias por abrir el debate Tomás, creo que es una cuestión esencial. Y por entrar directamente al tema, yo creo que mayoritariamente no son conscientes, sobre todo si hablamos de víctimas pertenecientes a dichos colectivos que no están en entornos que les den cierta seguridad a la hora de identificar y reaccionar frente al discurso de odio.

      El discurso de odio no está en absoluto al nivel de otros delitos a la hora de ser identificado como tal, y tiene probablemente que ver, entre otras cosas, con que al ser señalado un colectivo por parte del discurso de odio en lugar de una persona individual, es difícil saber quién tiene que denunciarlo, No se da la cobertura mediática a condenas por delito de odio que se dan a otros temas, y además el delito de odio viene a menudo mezclado con ese «racismo de baja intensidad», que en muchos casos las víctimas han normalizado como una dificultad más que está ahí.

      Es interesante la comparación con la percepción que se tiene del delito de odio online por parte de los colectivos por la defensa de los derechos LGTBI, donde se ha avanzado mucho en esta percepción e identificación del discurso de odio como delito.

    • #3744
      Carlos Morán
      Moderador

      Efectivamente, la sensibilización y educación en su concepto es clave. Es necesario divulgar, en la medida de lo posible, cuáles son los límites entre la libertad de expresión y el discurso de odio online, de manera que las víctimas sean conocedoras de los posible delitos de odio, o discurso de odio online, que puedan sufrir. Además, la labor de las plataformas digitales es básica, ayudando a transmitir ese concepto, fijando barreras en sus términos y condiciones de uso para evitar el discurso de odio y, a su vez, estableciendo mecanismos de denuncia ágiles y fáciles de usar.

    • #3745

      Este me parece un tema interesantisimo y vital para detener el discurso de odio on line. Creo que la mayoria de las personas, tanto las potenciales víctimas, como el público en general e incluso a veces las personas expertas, no tenemos la capacidad de discernir cuando el discurso de odio es constitutivo de delito penal.
      Por ejemplo, hace unos dias y tras los sucesos de Paris, Niza y Viena, se lanzaron miles de twits bajo el hastag #StopIslam que incitaban claramente al odio y la violencia contra las personas musulmanas, acusando a la religion (el Islam) de ser una religión violenta y fanatica… Salvo algunos tweets clarisimos de odio activo y violencia, muchos de ellos transitaban entre el odio politico, supuestas opiniones basadas en la «libertad de expresión», el chiste ofensivo, etc… La mayoria de los tweets no fueron bloqueados por las plataformas y no se si hubo muchas denuncias…
      Me pregunto si existe algun tipo de indicadores, guia o alguna herramienta que ayude a las personas usuarias de las redes sociales a distinguir entre los distintos niveles y sobretodo a saber cuando podrian denunciar este tipo de manifestaciones.

    • #3749
      Javier Plaza
      Moderador

      Hay algunas iniciativas Cristina, pero desde luego que son del todo insuficientes:

      Esta guía de Instituto de la Junventud de España (INJUVE):

      http://www.injuve.es/sites/default/files/adjuntos/2019/10/orientacionesnohate-folleto-junio2019artefinal1.pdf

      O este manual del Ayuntamiento de Barcelona:

      https://www.idhc.org/arxius/recerca/1517393506-ES_ODIO__Manual_practico_vF.pdf

      De cualquier forma, creo que es clave tejer alianzas con los medios de comunicación masivos, que ya se suman cada vez más a campañas de concienciación social. Son la herramienta más potente para llegar a la mayoría de la población

    • #3751
      Henar Manostijeras
      Participante

      Nosotras en la Asociación para los talleres y actividades formativas usamos bastante dos guias. La Guía para combatir el discurso de odio de la Fundación Secretariado General Gitano
      https://www.gitanos.org/upload/96/00/GUIA_COMBATIR_DISCURSO_ODIO_FSG.pdf
      Es interesante porque tiene algunos criterios para valorar la gravedad y el potencial impacto de los discursos de odio….
      Y en segundo lugar usamos la Guía práctica de intervención en línea para ciberactivistas que hizo el Instituto de Derechos Humanos y SOS Racismo Cataluña. Aquí además se pueden encontrar bastantes ejemplos de tweets y comentarios clasificados un poco por su gravedad…
      http://www.sosracisme.org/wp-content/uploads/2018/01/11-12-5-11.admin_.CIBERESPECT_Guia_practica.pdf
      Sin embargo, nuestra experiencia es que las propias víctimas en general no son conscientes de cuando pueden denunciar un contenido y menos aun de que tales discursos sean un delito… Las denuncias en general las ponen los activistas sociales. Falta mucho trabajo con los distintos grupos y colectivos para que, no solo puedan identificar el discurso de odio sino que tomen el protagonismo de denunciarlo. Creo que algunos colectivos han avanzado más en esto, por ejemplo las personas LGTBi pero otros como es el caso de las personas racializadas, inmigrantes, musulmanas, etc quedan muy por detrás por los miedos y porque muchas veces asumen esos prejuicios y esa intolerancia de manera automática como algo habitual

    • #3809

      El principal problema creo que se debe al poco conocimiento que hay sobre el tema en la calle, provocando que cuando se da esta situación no se denuncie, haciendo a su vez, que se normalice dicha conducta. Como bien se ha dicho en otro comentario, hay muy poca cobertura mediática de este tema con respecto a otros, por lo que con una mayor visibilización de este problema, se podría llegar a mucha más gente, ayudando a que se identifique en mayor medida el discurso de odio y se consiga paliar de mejor manera.

    • #3810

      Considero que un posible problema en todo esto es el anonimato tras los comentarios de odio que se producen en las redes sociales. Un filtro en dichas redes dónde fuera necesario algún tipo de verificación de identidad, disminuiría en gran medida (o eso creo), estos comentarios, pues la gente dejaría de ampararse en ese anonimato. Aun con todo esto, también creo que la normalización de este tipo de conductas de odio es un problema muy grave, pues acaba haciendo que estas conductas tan graves y que tanto daño hacen, pasen desapercibidas sin que nadie haga nada al respecto, además de que, en la mayor parte de los casos, no se identifica como discurso de odio, sino como libertad de expresión.

    • #3811
      Eduardo Medrano
      Participante

      Como bien he podido leer aquí o escuchar en clase de psicología de la delincuencia que estoy cursando ahora mismo, las víctimas de discurso de odio en internet o bien no son conscientes de que los mensajes que reciben constituyen un delito, o lo son pero no ven viable o deseable poner una denuncia entre otras causas por que el hecho de denunciar puede causarles mayor perjuicio que beneficio, ya sea porque tengan que personarse en la denuncia y reciban acoso o por el mero hecho de sentir vergüenza de ser víctima de discurso de odio y no querer que se sepa.
      No obstante también quiero añadir que es difícil discernir entre discursos odiosos y discursos de odio, siendo ambos parecidos pero constituyendo un delito el segundo mientras que el primero no. Personalmente creo que mientras una idea no tenga un correlato con una intencionalidad violenta, no debería ser penada, otra cosa es que pueda generarme más o menos rechazo. A mí por ejemplo me parece fuera de lugar que por ofender la moral cristiana me puedan multar, o lo mismo por opinar que el rey es tal o cual, porque es algo bastante subjetivo determinar qué es ofensivo o no. Usando el mismo razonamiento diría que el hecho de ofender la moral musulmana no me parece motivo suficiente como para que constituya un delito de odio.

      Me gustaría también saber qué opináis sobre que los delitos de odio, en este caso discursos como lo puede ser uno racista, no son de odio en la medida que los emisores no tengan posibilidad o una posición suficiente como para ejercer perjuicio alguno a los objetivos de dicho mensaje. Es decir, hipotéticamente si un grupo históricamente oprimido emite un mensaje de odio hacia un grupo opresor, al haber diferencias de status, ¿ese mensaje no sería de odio? Me explico: la duda me viene por el término «reverse racism», fenómeno en el que una persona negra por ejemplo estaría actuando de forma racista con una blanca pero al haber diferencias de poder, pues no sería un mensaje de odio «real». Si aplicamos esa lógica, hipotéticamente habría condiciones que facilitarían emitir discursos de odio, como lo puede ser que una persona parapléjica amenace con darle una patada a otra por un motivo de raza a pesar de serle imposible en condiciones normales. No me queda muy claro la verdad, pienso que si no hay amenaza real, no debería constituir delito, pero bueno, habría que ver en qué medida la amenaza es real o no.
      No estoy muy puesto en cómo funciona la ley en estos casos, si alguien me puede informar al respecto lo agradecería.

      Espero recibir respuestas interesantes, un saludo.

    • #3817
      Javier Sáez
      Participante

      Muchas víctimas no son conscientes de lo que es el discurso de odio ya que es un término complejo, no es fácil de comprender. Tampoco se hay una cultura educativa explícita para los jóvenes o los menores de lo que es el discurso de odio, o que este puede ser discriminatorio o puede ser ilegal. Quizá sería útil introducir este tema en las escuelas para prevenir, tanto a los que utilizan las redes para difundir odio, como los que son objeto del odio, que todos y todas sepan que puede ser ilegal y que en todo caso hace daño a las personas afecta su dignidad. Nuestra experiencia desde la FSG muestra que cada vez más jóvenes gitanos y gitanas son conscientes de que puede ser un delito, pero queda mucho por hacer.

Mostrando 10 respuestas a los debates
  • El debate ‘¿son conscientes las víctimas del discurso de odio on line de que la incitación al odio po azones de racismo, xenofobia, antisemitismo, islamofobia y antigitanismo puede se constitutiva de delito?’ está cerrado y no admite más respuestas.