#3772
Silvia Saénz
Participante

A mi parecer, las mujeres sufren de forma diferente los discursos de odio online, y es que los discursos racistas, xenófobos, islamófobos no tienen el mismo impacto según el género. Poseer ciertos rasgos evidentes y rápidamente identificables como ser mujer, musulmana, negra… Son factores de vulnerabilidad predisponentes para sufrir delitos de odio.
La sociedad patriarcal aún persistente, el machismo, la presión y la cuestionada imagen de las mujeres que también suele encontrase expuesta y criticada en las redes… Son ingredientes que podrían explicar la existencia de esta desigualdad respecto al género.
Para respaldarlo, el Pew Research Center hizo una encuesta para valorar el estado del ciberacoso, cuyos resultados indicaban que ellas sufrían más estas prácticas y, además, eran las que menos las ejercían. También se estudió como se sienten las mujeres tras exponerse a este tipo de conductas con unos resultados de; el 66% sufre impotencia, el 61% tiene problemas para dormir y el 55% llega a sufrir ciertos periodos de pánico, ansiedad o estrés.
Estudio que debería ampliarse, pero que refleja la necesidad de ejercer un mayor control y esfuerzo para frenar el odio en las redes.