#3777

Ante todos los problemas que se plantean sería muy útil que las plataformas aumentaran su participación en la búsqueda de los delitos de odio. Sí que es cierto que hacen la labor de localizar, y por tanto, impedir que algunos delitos de odio se expongan, muchas veces se centran en peligros “menores” (como, por ejemplo, decir palabras mal sonantes) y pasan por alto otros más graves (por ejemplo, el robo de la identidad de una persona con fines sexuales o de acoso). ¿Podría ser útil intentar desarrollar una mejor dinámica de control en estas plataformas? Es decir, tener algún tipo de control minucioso a la hora de subir contenido a la red, para intentar tener un mayor control a la hora de identificar y eliminar los delitos de odio mas graves, y aunque se seguirían teniendo en cuenta y actuando sobre los demás, prestar más atención y tener mayor actuación en los graves.
Por otro lado, también me gustaría plantear la necesidad de enseñar a las personas a cómo, cuándo y qué delitos denunciar, de todo tipo y sobre todo los de odio, tanto para que estos se localicen, como para ayudar a las personas o colectivo que los sufren.