#3817
Javier Sáez
Participante

Muchas víctimas no son conscientes de lo que es el discurso de odio ya que es un término complejo, no es fácil de comprender. Tampoco se hay una cultura educativa explícita para los jóvenes o los menores de lo que es el discurso de odio, o que este puede ser discriminatorio o puede ser ilegal. Quizá sería útil introducir este tema en las escuelas para prevenir, tanto a los que utilizan las redes para difundir odio, como los que son objeto del odio, que todos y todas sepan que puede ser ilegal y que en todo caso hace daño a las personas afecta su dignidad. Nuestra experiencia desde la FSG muestra que cada vez más jóvenes gitanos y gitanas son conscientes de que puede ser un delito, pero queda mucho por hacer.