#3821
Javier Sáez
Participante

Quizá las administraciones competentes podrían jugar un papel más fuerte, más visible, más proactivo a la hora de informar a la sociedad sobre el discurso de odio: herramientas para combatirlo, prevención, pedagogía… Hasta ahora no se ve que haya campañas claras en las televisiones o en las radios o en las redes sociales explicando este fenómeno y el impacto que tiene en las víctimas.
Además de la sensibilización, consideramos que la herramienta más poderosa es la generación de contranarrativas sobre los colectivos que suelen ser objeto de discurso de odio, conocerlos mejor, en su diversidad, y fomentar la convivencia.